Plagiocefalia: Qué es, Causas y Tratamiento

La plagiocefalia es una condición común en bebés que se caracteriza por la deformación del cráneo, generalmente asimétrica. Esta condición puede generar preocupación en los padres, pero es importante comprender que, en la mayoría de los casos, es tratable y no representa un riesgo para la salud del bebé. En este artículo, exploraremos en detalle qué es la plagiocefalia, cuáles son sus causas, opciones de tratamiento y más.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es la plagiocefalia?
  2. Causas de la plagiocefalia
  3. Tratamiento de la plagiocefalia
  4. Preguntas frecuentes sobre la plagiocefalia
  5. Reflexión

¿Qué es la plagiocefalia?

La plagiocefalia, también conocida como síndrome de cabeza plana o síndrome de la cabeza deformada, es una condición en la que la forma del cráneo de un bebé se ve afectada, generalmente con un achatamiento en un lado o en la parte posterior de la cabeza. Esto puede suceder debido a la presión constante en una parte del cráneo, lo que provoca que el hueso en esa área se deforme.

Tipos de plagiocefalia

En general, existen dos tipos principales de plagiocefalia: plagiocefalia posicional y plagiocefalia craneosinostótica. La primera ocurre debido a la presión en el cráneo del bebé mientras está en el útero o después del nacimiento, y suele ser la más común. La plagiocefalia craneosinostótica, por otro lado, se debe al cierre prematuro de una o más suturas del cráneo, lo que impide el crecimiento normal del cráneo y puede requerir tratamiento quirúrgico.

Causas de la plagiocefalia

Las posibles causas de la plagiocefalia incluyen el posicionamiento del bebé, como dormir constantemente en la misma posición o pasar mucho tiempo en dispositivos que ejercen presión en la cabeza, como cojines con forma de media luna o sillitas de auto. Factores como los partos múltiples, la presentación de nalgas, el bajo tono muscular o la prematuridad también pueden contribuir a la plagiocefalia.

RELACIONADO:  El diclofenaco: Un analgésico y antiinflamatorio popular

Factores de riesgo

Los bebés prematuros o aquellos que tienen tortícolis congénita (una condición en la que el uso limitado del cuello hace que un lado de la cabeza sea más plano) tienen un mayor riesgo de desarrollar plagiocefalia. Además, los hábitos de posicionamiento durante el sueño, como acostar siempre al bebé del mismo lado, pueden aumentar la probabilidad de plagiocefalia posicional.

Tratamiento de la plagiocefalia

El tratamiento de la plagiocefalia a menudo depende de la gravedad de la condición y de la edad del bebé. En muchos casos, el simple cambio en los patrones de sueño y posicionamiento del bebé, así como el fomento de actividades que fortalezcan los músculos del cuello, pueden ayudar a mejorar la plagiocefalia. En casos más severos, se pueden considerar dispositivos ortopédicos o cascos moldeadores para redirigir el crecimiento del cráneo.

Prevención de la plagiocefalia

Para prevenir la plagiocefalia, se recomienda cambiar la posición de la cabeza del bebé cuando está despierto, proporcionar tiempo boca abajo mientras está despierto bajo supervisión y evitar el uso excesivo de dispositivos que ejerzan presión en la cabeza. Estas prácticas pueden ayudar a distribuir mejor la presión en el cráneo y prevenir la formación de plagiocefalia.

Preguntas frecuentes sobre la plagiocefalia

  • ¿La plagiocefalia afecta el desarrollo del cerebro del bebé?

    No, en la mayoría de los casos, la plagiocefalia no afecta el desarrollo del cerebro del bebé. La condición se limita a la deformación del cráneo, y no tiene impacto en el crecimiento o funcionamiento del cerebro.

  • ¿A partir de qué edad es menos probable que la plagiocefalia se corrija sin tratamiento?

    Después de los 6 meses de edad, es menos probable que la plagiocefalia se corrija por sí sola. Por lo tanto, es importante consultar a un pediatra si se observa aplanamiento en la cabeza del bebé, especialmente si no ha mejorado con cambios simples en el posicionamiento.

  • ¿El casco para plagiocefalia es incómodo para el bebé?

    Los cascos para plagiocefalia están diseñados para ser cómodos y permitir un crecimiento controlado del cráneo del bebé. Si se ajustan correctamente, la mayoría de los bebés se adaptan a ellos rápidamente sin experimentar molestias significativas.

RELACIONADO:  ¿Qué es el cáncer de útero?

Reflexión

La plagiocefalia es una condición que puede generar preocupación en los padres, pero es fundamental recordar que, en la mayoría de los casos, es una condición tratable. Con la orientación adecuada de los profesionales de la salud, así como cambios en los hábitos de sueño y posicionamiento, la plagiocefalia puede corregirse de manera efectiva. La prevención y la temprana intervención son clave para garantizar el bienestar de los bebés afectados. Si tienes inquietudes sobre la forma de la cabeza de tu bebé, no dudes en consultar a un pediatra para obtener orientación y apoyo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Plagiocefalia: Qué es, Causas y Tratamiento puedes visitar la categoría Salud.

¡No te pierdas estos artículos interesantes!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad